No todo es casualidad Spanish Edition

Elisabeth Garca es una joven madrilea muy salerosa y con mucho talento.
Su profesin? Ella presume de ser Wedding Planeer, lo que todos conocemos como Organizadora De Bodas, pese a haber hecho la carrera de psicologa. Disfruta planeando la boda de los dems y sabe que es la mejor realizando esa labor.
Despus de trabajar varios aos de forma ininterrumpida, su jefa la convence para coger vacaciones. A regaadientes acepta y aprovecha para conocer la Ribeira Sacra gallega. Tras alojarse en el mejor hotel de la zona aunque un poco apartado de aquellos hermosos parajes, alquila un vehculo y se dirige al muelle desde el cual saldr el catamarn esa tarde. Al llegar comprueba que su telfono mvil no tiene cobertura; algo que ya le haba advertido Francesco, el fornido y macizo capitn de la nave. Tras acomodarse, se adentraron en los caones del Sil. La gente no dejaba de hacer fotografas de aquel paisaje peculiar, y Eli se levant para hacer lo mismo, pero, en un momento en que la embarcacin hizo un giro un poco brusco, su mvil cay al agua...

Helpful?
No todo es casualidad Spanish Edition
Stats Overview
3.0 (1 Rate)
5
0%
rates
4
0%
rates
3
100%
rates
2
0%
rates
1
0%
rates
Add Your Rate:
Reviews (1):
No todo es casualidad Spanish Edition
3 years ago

https://www.amazon.co.uk/No-todo-es-casualidad-Spanish-ebook/dp/B073DCJHXC?SubscriptionId=AKIAJOF43QDA3QLOVLJQ&tag=wwwcamratecom-21&linkCode=xm2&camp=2025&creative=165953&creativeASIN=B073DCJHXC Elisabeth Garca es una joven madrilea muy salerosa y con mucho talento.
Su profesin? Ella presume de ser Wedding Planeer, lo que todos conocemos como Organizadora De Bodas, pese a haber hecho la carrera de psicologa. Disfruta planeando la boda de los dems y sabe que es la mejor realizando esa labor.
Despus de trabajar varios aos de forma ininterrumpida, su jefa la convence para coger vacaciones. A regaadientes acepta y aprovecha para conocer la Ribeira Sacra gallega. Tras alojarse en el mejor hotel de la zona aunque un poco apartado de aquellos hermosos parajes, alquila un vehculo y se dirige al muelle desde el cual saldr el catamarn esa tarde. Al llegar comprueba que su telfono mvil no tiene cobertura; algo que ya le haba advertido Francesco, el fornido y macizo capitn de la nave. Tras acomodarse, se adentraron en los caones del Sil. La gente no dejaba de hacer fotografas de aquel paisaje peculiar, y Eli se levant para hacer lo mismo, pero, en un momento en que la embarcacin hizo un giro un poco brusco, su mvil cay al agua...

Reply‚óŹ
Helpful?
User Image